martes, 10 de julio de 2012

Día Eterno (2007)

Esta mañana sin ti
las avispas en mi vientre,
mas inquietas
que listones atados al viento,
dibujan tu nombre
en el espacio que aclama
tus manos radiantes
de caricias pausadas,
pendientes en mi piel
y como complemento
de esta eterna sensación
nuestro sueño de amor.
Segura de pasar la vida,
por la muerte y
de nuevo a la vida
contigo, en tus brazos.
En castillos vespertinos
bordados de estrellas,
en la espera de tu voz
como energía solar,
motor de visión,
tus labios infancia
en mi dedicado corazón.
Dedicado a ti.
Quiero ser el inicio de tus noches,
el ultimo suspiro nocturno,
tu pensamiento antesueño,
los pies en tus sabanas,
la embriaguez de deseo,
el sexo en tus piernas,
droga libida de tu mundo,
respuesta de futuro.
Eternamente.



03/06/2007

No hay comentarios.:

Publicar un comentario